Amables lectores, los saludo con el gusto de siempre. El 1 de diciembre del 2013, la Asamblea General de Naciones Unidas proclamó el 1 de marzo día de la cero discriminación, y para el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre VIH/sida (ONUSIDA), es de relevancia, ya que su objetivo es poner fin a la epidemia de sida para el M2030 y a la no discriminación de las personas que padecen esta enfermedad.

 

Mientras tanto, Alejandra sigue asistiendo a consultas permanentes en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), donde le suministran retrovirales para controlar su enfermedad. Alejandra tiene 28 años, es de la ciudad de Puebla, escasamente estudió el segundo de secundaria y a los 22 años intentó cruzar la frontera, para llegar a Tucson Arizona en EUA. Lamentablemente su traficante de personas (pollero) la engañó, y de Puebla la llevó a Nogales, Sonora, donde fue objeto de una violación tumultuaria (violación donde intervienen dos o más atacantes) y fue contagiada de VIH/sida, Alejandra quedó embarazada y abortó a los 4 meses y medio de gestación, ha tenido cuadros depresivos y dos intentos de suicidios, no se ha vuelto a embarazar, para ella ha sido sumamente difícil aprender a vivir con la enfermedad, principalmente porque las personas a su alrededor hacen comentarios hirientes, sus familiares marcan los utensilios de cocina que Alejandra debe usar, en su casa han tenido que hacer modificaciones para que ella tenga un baño independiente de los demás miembros de su familia, nadie quiere saludarla de beso porque  piensan que los puede contagiar, es casi imposible encontrar empleo en estas condiciones, no tiene amigas, y la mayoría de la gente la ve con desprecio o con lástima, debido a su aspecto físico.

                        Según el Sistema de Vigilancia Epidemiológica, los casos de sida notificados en México de 1983-2018 son 203,312, los casos diagnosticados de VIH y de sida notificados en 2017 son 14,143 y los casos nuevos diagnosticados de VIH y de sida notificados en 2018 son 15,543. (Información preliminar al 31 de diciembre de 2018).

 

                        Los portadores de VIH/sida, tienen una doble lucha: primero por su vida y la segunda en contra de la discriminación.

El Comité de Derechos Humanos del Sistema de Naciones Unidas, ha definido a la discriminación como:

[...] toda distinción, exclusión, restricción o preferencia que se basen en determinados motivos como la raza, el color, el sexo, el idioma, la religión, la opinión política o de otra índole, el origen nacional o social, la posición económica, el nacimiento o cualquier otra condición social y que tenga por objeto o por resultado anular o menoscabar el reconocimiento, goce o ejercicio, en condiciones de igualdad, de los derechos humanos y libertades fundamentales de todas las personas.

                        En esta definición hay otro derecho sumamente importante que es el derecho a la igualdad, definido como el derecho de todos los seres humanos a ser iguales en dignidad, a ser tratados con respeto y consideración y a participar sobre bases iguales en cualquier área de la vida económica, social, política, cultural o civil. (Fernández, 2017).

                        Tanto la no discriminación, como el derecho a la igualdad se encuentran previstos en tratados internacionales como la Carta de Naciones Unidas, la Convención Americana de los Derechos Humanos (CADH), así como Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Contra la Mujer (1979) (CEDAW), por sus siglas en inglés). En el caso de nuestro derecho domestico el artículo 1 y el 4 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos señalan que queda prohibida toda discriminación…y que el varón y la mujer son iguales ante la ley…

                        Es importante señalar que para que estos  derechos fundamentales y humanos se vean materializados, la administración pública a través de los órganos judiciales  debe protegerlos y garantizarlos, sólo así, los seres humanos viviremos en plenitud y podremos ejercer nuestra libertad al libre desarrollo.

 

 

  • Es Doctor en Derecho por la BUAP, donde se desempeña como Defensor Adjunto en la Defensoría de los Derechos Universitarios y profesor colaborador en la Facultad de Derecho y C.S.   

Comentarios:Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. / Twitter: @apjorge/ facebook: Jorge Pinto