Con anotación de Paco Torres, y como regalo a sus 73 años de historia, el Club Puebla se despidió del torneo con una victoria ante Pumas (0-1).

El Club Puebla dijo adiós al Clausura 2017 con una importante victoria, en calidad de visitante, ante la escuadra de Pumas (0-1). Los poblanos comenzaron de manera agresiva el encuentro, con la idea de adueñarse del trámite desde los primeros instantes. El primer ataque llegó por conducto de Álvaro Navarro a los 3 minutos, pero la jugada fue invalidada por fuera de lugar.

Puebla encontró huecos por los costados, en específico con Carlos Orrantía desde el sector derecho. A los 7 minutos, un centro al corazón del área por parte del Charal fue cortado de manera milagrosa por Gerardo Alcoba.

Pumas contestó a los 13 minutos, cuando Jesús Gallardo envió un centro peligroso que encontró el cabezazo de Josecarlos Van Rankin; sin embargo, la pelota llegó sin complicaciones a Fabián Villaseñor. A los 17, los locales amenazaron nuevamente por medio de Bryan Rabello, pero la jugada del atacante chileno terminó sin complicaciones para Villaseñor. De manera inmediata, los poblanos respondieron por medio de un disparo de larga distancia de Orrantía, pero el arquero de la UNAM desvió a tiro de esquina.

A pesar de los intentos de ambas escuadras, el marcador se mantuvo en ceros hasta el final de la primera mitad. Sin embargo, las cosas no duraron así por mucho tiempo: recién comenzada la segunda parte, fue nuevamente Orrantía quien gravitó por el costado derecho y envió un centro medido a la llegada de Paco Torres, quien solamente cerró la pinza para marcar el tanto de la diferencia.

A los 63, Javier Cortés quedó en completa soledad en los linderos del área, sacó un potente disparo, pero la pelota se marchó por un costado del arco poblano. Diez minutos después, Pumas volvió a contar con una clara oportunidad para encontrar el empate; sin embargo, una barrida salvadora de Édgar Dueñas evitó la inminente anotación de Nicolás Castillo.

A los 78, en cobro indirecto, fue nuevamente Castillo quien probó de larga distancia, pero el esférico se marchó ante la mirada vigilante de Villaseñor. En los minutos finales, Pumas se lanzó al ataque de manera desbordada, pero la zaga poblana se comportó a la altura y no permitió ningún daño, llevándose los tres puntos y despidiéndose del torneo con una victoria importantísima, de cara al futuro del equipo.

El equipo romperá filas y se tomarán las decisiones para formar un proyecto competitivo que dé alegrías a la afición el próximo torneo.