La noche de este martes se disputó la cuarta jornada de la Copa Corona Mx.

Camoteros y Xoloitzcuintles median fuerzas para tomar el liderato del grupo 4, pese al buen arranque de los locales y a que se fueron adelante en el marcador por conducto de Pablo Miguez, la escuadra fronteriza igualó inmediatamente con gol de Juan Carlos Núñez y se asentó en el terreno de juego para impedir a “La franja” quedarse con la victoria en casa.

Tras el enfrentamiento que sostuvieron el pasado viernes en la cuarta jornada de la liga Mx, en el que igualaron a un gol por bando, Puebla y Tijuana volvían a chocar este martes pero ahora por motivo de la Copa. Los camoteros saltaban con la intención de sacarse la espina y conseguir apenas su segundo triunfo de la temporada.

En los primeros minutos, los locales intentaron tomar la iniciativa y buscar el marco rival. No obstante, apenas transcurridos diez minutos de partido, el silbante decidió suspender momentáneamente las acciones como una medida de precaución ante la tormenta eléctrica cercana a las inmediaciones del estadio.

Afortunadamente el partido se reanudó y las acciones transcurrieron sin algún inconveniente mayor, sin embargo, la lluvia afectó el terreno de juego y vio mermado el desarrollo del cotejo. Puebla seguía intentando generar peligro por los costados, pero la más peligrosa llego al 33 cuando finalmente un centro desde costado derecho fue rematado por Alonso Escobaza pero el balón salió sin peligro a las manos del arquero tijuanense. Sin muchas aproximaciones de peligro pero si con contundencia y con algo de fortuna, el gol camotero llegó al 42 cuando en una jugada atropellada en la que la defensa no pudo rechazar el esférico y el rebote le quedó a Pablo Miguez quien sacó potente disparo para perforar las redes enemigas por todo el centro del arco.

Para mala fortuna de los poblanos el gusto les duró poco, pues a un minuto de irse arriba, el marcador volvía a la paridad, Juan Carlos Núñez ingresaba al área camotera y con pierna zurda definía a primer palo dejando sin oportunidad a Israel Villaseñor decretando el empate que a lo postre sería definitivo. Para el complemento no se vislumbraron oportunidades en ninguno de las dos porterías, el Puebla fue víctima de sus imprecisiones de medio campo hacia al frente y nuevamente esto se tradujo en una poca eficacia goleadora, sumando así su séptimo partido al hilo sin lograr anotar más de un gol en el mismo juego y llegando a cinco partidos sin conocer la victoria.

La presión hacia el técnico Rafael García es cada vez mayor debido al mal funcionamiento del equipo y quién al concluir el partido expreso; . "El empate no es agradable, porque de local siempre queremos sacar la victoria. Me siento muy apenado con la afición porque no hemos ganado, pero buscamos día a día revertir la situación". Tras el empate debe concentrarse ya que el sábado visitarán a las Chivas de Guadalajara actuales campeones del futbol mexicano.