Ingresos de las barbersshops en los Estados Unidos alcanzarán los 867 millones de dólares al cierre del 2018 y en el 2020 cerrarán en más de 910 millones de dólares, según pronósticos de Statistics.