Con una tasa de letalidad global del 6% a nivel internacional, la Organización Mundial de la Salud (OMS) dio a conocer que 82,837 personas han sido diagnosticadas con COVID-19 en las últimas 24 horas, mientras que 6,287 han fallecido por la misma enfermedad. En total se enumeran 1,436,198 casos confirmados y 85,522 defunciones tras la pandemia que se vive internacionalmente

En cuanto al panorama nacional y según lo informado el día de hoy en conferencia de prensa por el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, la Secretaría de Salud (SSA) indicó que de los 31,496 pacientes estudiados se encuentran registrados los 10,105 casos sospechosos y los 17,950 pacientes con resultados negativos. De igual forma se ha registrado un total de 3,441 casos confirmados de virus COVID-19 así como 194 defunciones, entre ellas 2 mujeres embarazadas.

Se detalló que ambas pacientes padecían obesidad mórbida, además del hecho de que una de ellas tenía hipertensión arterial mientras que la otra diabetes gestacional. Al respecto López-Gatell hizo referencia a la importancia de considerar a las mujeres embarazadas como agentes sucesibles al contagio del virus SARS-CoV-2, ejemplificando con la epidemia de influenza H1N1 ocurrida en 2009, enfermedad que en ese momento se convirtió en la segunda causa de muerte materna.

En torno a la distribución de infectados dentro del territorio mexicano, se señaló que no todas las regiones que confirman un estado tienen necesariamente el mismo nivel de transición; es decir que la zona metropolitana de cada una de las entidades es la que suele presentar mayor número de contagios.  También se destacó que, mediante una video conferencia con los gobernadores de la región sur-sureste, se puntualizó la responsabilidad de cada gobernador entorno a sus respectivas entidades.

A lo largo de este periodo epidémico, la proporción de casos hospitalizados ha aumentado a un 30%, su gran mayoría personas mayores de 65 años de edad. De quienes reciben atención en instalaciones médicas, el 10.11% se han registrado estables, el 16.54% como graves y un 3.57% han tenido necesidad de intubación. 

Actualmente la tasa de letalidad en Puebla, lo que implica tomar en cuenta el total de poblanos contagiados de coronavirus, es del 5.05 según lo estimado por la SSA. Esta misma entidad federativa presenta, baso en el número total de su población, una tasa de mortalidad del 0.15.

Así mismo el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud confirmó que estamos próximos a entrar a la fase 3. “¿Cuándo?, no hay una fecha exacta, pero hemos estimado desde el inicio que, probablemente, dentro de los siguientes 15 días llegaremos a un punto donde (…) la transmisión es suficientemente dispersa como para ser considerada la fase 3 y esto implicará algunos ajustes en las distintas medidas de control epidemiológico”, agregó.