El líder nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza, condenó los hechos de violencia ocurridos en Quecholac, Puebla y se solidarizó con las víctimas civiles y de las Fuerzas Armadas.

Además, respaldó la creación de una estrategia integral de combate al robo de combustible en todo el país. El presidente del CEN reiteró su más amplio reconocimiento a las labores que llevan a cabo las Fuerzas Armadas, cuyos integrantes arriesgan todos los días sus vidas para garantizar la seguridad de las mexicanas y mexicanos.

En este marco, pidió convocar a un periodo extraordinario de sesiones en el Congreso de la Unión, a fin de que se apruebe a la brevedad una Ley de Seguridad Interior que fortalezca la importante labor que llevan a cabo las Fuerzas Armadas de México.

Por tal motivo, exigió a las autoridades competentes una investigación a fondo,  deslindar responsabilidades y sancionar a los responsables. Ochoa Reza deseó una pronta recuperación a los heridos y demandó que se les brinde una atención médica oportuna. 

Sostuvo que como partido de la legalidad, el PRI refrenda su compromiso con el Estado de Derecho y hace votos porque nunca más se repitan este tipo de hechos en ninguna parte del país.