Se prevé que Katia se ubicará en el norte de Puebla con trayectoria hacia el centro del país y aunque se debilitará rápidamente, generará un temporal de lluvias y vientos fuertes en el oriente, el centro y el sureste del país; la Onda Tropical Número 33 se ubicará en el sureste del país con desplazamiento al oeste y su presencia aportará mayor inestabilidad atmosférica en el sur, el sureste, el oriente y el centro del territorio nacional.

Para el sábado se pronostican tormentas mayores a 250 mm en Puebla; tormentas torrenciales en Veracruz; tormentas intensas en San Luis Potosí, Hidalgo, Tlaxcala, Chiapas y Tabasco; tormentas muy fuertes en Tamaulipas, Jalisco, Michoacán, Guerrero, Ciudad de México, Estado de México, Morelos, Querétaro, Oaxaca y Campeche; tormentas fuertes en Baja California, Nuevo León, Durango, Nayarit, Colima, Guanajuato, Yucatán y Quintana Roo; lluvias con intervalos de chubascos en Sonora, Chihuahua, Coahuila, Sinaloa, Zacatecas y Aguascalientes, y lluvias dispersas en Baja California Sur.

Asimismo, se prevén rachas de viento superiores a 120 km/h y oleaje de 4 a 6 m desde Tuxpan hasta el Puerto de Veracruz; rachas de viento superiores a 80 km/h en Puebla, Tlaxcala, Estado de México y Morelos, y viento del norte con rachas superiores a 70 km/h en la costa de Tamaulipas y en el Istmo de Tehuantepec.

A su vez, la Onda Tropical Número 33 se localizará al sur de Michoacán y Colima, y continuará avanzando hacia el oeste y se prevé la formación de una baja presión de núcleo frío frente a las costas de Baja California, que generará inestabilidad

Temperaturas que podrían superar 40 grados Celsius se estiman para Baja California y Sonora. Ante los efectos de estos sistemas, la Coordinación Nacional de Protección Civil emite las siguientes recomendaciones: 

Extremar precauciones por lluvias extraordinarias con valores superiores de 250 mm, granizadas y tormentas eléctricas en las entidades indicadas. 

Precaución por vientos fuertes con rachas de hasta 120 km/h, poniendo especial atención a construcciones de material endeble, así como posibles afectaciones en espectaculares y tendido eléctrico. 

Mantener las restricciones para la navegación en general por la presencia de oleaje elevado en las costas de las entidades indicadas en el análisis. 

Restringir las actividades acuáticas en los estados antes señalados. 

Observar el nivel en los ríos y su cruce por carreteras. 

Las lluvias pronosticadas pueden provocar lahares.

Mantenerse lejos de barrancas, ríos y cañadas. 

Observar si hay agrietamientos, escarpes y/o rodamiento de piedras en laderas o cerros, pueden implicar riesgo de deslaves. Desaloje inmediatamente. 

Extremar precauciones ante posibles deslaves o derrumbes en zonas serranas. 

Extremar precauciones ante inundaciones, crecientes en ríos de respuesta rápida. 

Observar el nivel en los ríos de respuesta lenta y las presas de la región. 

Si hay lluvia intensa y/o fuerte viento, y las autoridades te solicitan acudir a un refugio temporal dirígete en compañía de tu familia.

Extremar precauciones al transitar por carreteras, brechas y caminos rurales ante baja visibilidad, terreno resbaladizo, posibles deslaves de sierras o avenidas súbitas de agua con material de arrastre. 

Si hay riesgo de un deslave o rodamiento de piedras, desalojar inmediatamente la zona. 

No transitar por zonas inundadas, ya que puede haber sumergidos cables con energía eléctrica.

No se acerque a postes o cables de electricidad. 

No intentar cruzar cauces de ríos, arroyos, vados y zonas bajas, por posible arrastre por el agua. 

Informarse únicamente a través de cuentas oficiales. 

Dar especial atención a personas enfermas y de la tercera