Los gobiernos de Puebla y Veracruz, a través de sus secretarías de Salud, suman esfuerzos para establecer un cerco sanitario que permita evitar que continúe avanzando el virus del dengue,  principalmente en las comunidades colindantes entre ambos estados.

El subsecretario de los Servicios de Salud del Estado de Puebla, Roberto Calva y Rodríguez, y el titular de la misma dependencia de Veracruz, Roberto Ramos Alor, realizaron acciones conjuntas para frenar la proliferación del mosquito transmisor de esta enfermedad, entre ellas la capacitación al personal médico del área de vectores y ejecutaron trabajos de descacharrización.

Durante su intervención, Ramos Alor destacó la importancia de mantener una sociedad sana, por lo que se comprometió a trabajar de manera conjunta con Puebla para alcanzar dicho objetivo. Sostuvo que el gobernador Miguel Barbosa Huerta tiene un Veracruz una mano aliada y amiga para hacerle frente al dengue.

Ambas autoridades llamaron a los ciudadanos a coadyuvar y sumarse a las acciones de control y prevención para obtener mayores resultados en contra de este virus.