Continuando con las medidas de prevención ante esta temporada de lluvias, la Secretaría de Desarrollo Urbano y Sustentabilidad, a través de la Dirección de Medio Ambiente, realiza los análisis correspondientes para la verificación del estado fitosanitario del arbolado presente en la ciudad a fin de cuidarlos, evitar su deterioro y prevenir accidentes.

 

Ante esta línea de trabajo y en estricto apego al Código Reglamentario Municipal (COREMUN) y a los Lineamientos Ambientales Municipales, biólogos adscritos a la dependencia dictaminaron el retiro de seis alamillos, dos laureles de la india y un ficus común, ubicados en el Parque Paseo Bravo de la Avenida 5 Poniente a la Avenida 11 Poniente.

 

Estas acciones se encuentran respaldadas en el expediente DN/507/2020, donde se estipula la condición de dos alamillos con inclinación de troncos no corregidas, muérdago en el 100 por ciento de su copa, competencia de nutrientes con otras especies y fallas en su estructura; mientras que los ejemplares restantes se encuentran sin actividad natural/secos, con inclinaciones no corregidas, ramas recargadas con otras especies, plaga en su copa conocida como muérdago y cercanos a los pasillos, por lo que representan un alto riesgo para la ciudadanía al encontrarse situados en una zona de constante paso peatonal.

 

Estas labores serán realizadas en apego a los lineamientos establecidos en el COREMUN y, al ubicarse en un área pública, la Secretaría de Infraestructura y Servicios Públicos realizará los trabajos correspondientes para su retiro, siguiendo los manuales de actuación y mantenimiento.

 

Ante esto, el área intervenida ya se encuentra contemplada para ser reforestada con nuevas especies adecuadas a la zona, los ejemplares retirados serán procesados mediante compostaje, mismo que servirá para revitalizar estos espacios y brindar los nutrientes necesarios para la recuperación del suelo.