Nuestro apoyo y solidaridad están con ustedes, vamos a seguir presentes hasta que podamos darle la vuelta a esta hoja tan triste en la historia de Puebla, expresó el gobernador Rafael Moreno Valle a los damnificados por la depresión tropical "Earl".

Esto, al supervisar junto con el director de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Roberto Ramírez de la Parra, las obras de reestablecimiento del servicio de agua en Chicahuaxtla y Tlaola. Ramírez de la Parra informó que se destinarán 100 millones de pesos para, en coordinación con el gobierno estatal, reestablecer los servicios de agua potable y limpiar los ríos afectados por las lluvias.

Dio a conocer que se calcula son 100 mil habitantes afectados en 47 localidades de 8 municipios, de los cuales 30 mil ya tienen agua, y a más tardar en un mes el resto contará con este servicio. Seguiremos distribuyendo el vital líquido, a través de las plantas potabilizadoras y las pipas que se han traído hasta las zonas damnificadas, además se hará la limpieza y cauce al río Ayahuanco, subrayó.

En su mensaje, Moreno Valle resaltó que el objetivo es lograr una recuperación completa, incluso mejorando lo que se tenía, antes de que termine su sexenio. Durante esta gira entregaron tubo hidráulico para garantizar el abasto de agua y 170 tarjetas de 5 mil pesos cada una para cambiar por enseres domésticos.

Dieron una indemnización de 90 mil pesos a los familiares de cada uno de los 41 fallecidos, cheques de mil 500 pesos por hectárea a productores del campo y mil 440 pesos a cada habitante para la limpieza de sus casas, a través del Programa Empleo Temporal Inmediato. Ambos resaltaron la coordinación entre gobiernos federal y estatal para atender la emergencia y prevenir que esto suceda en el futuro.