El parque Benito Juárez y el Paseo Bravo que son dos de los espacios más emblemáticos de la Ciudad, se están rehabilitando por el Ayuntamiento de Puebla, que encabeza el Presidente Municipal, Luis Banck.

 

Entre sus atractivos, la modernización del Parque Juárez contará con más de 1.7 kilómetros de infraestructura ciclista, que se conectará ampliando el circuito de esparcimiento y movilidad que va desde Ciudad Universitaria hasta el Centro Histórico, pasando por el Parque Ecológico, que en conjunto sumarán más de 11 kilómetros de recorrido.

 

Además, en los casi 50 mil metros cuadrados que contempla la rehabilitación del Parque Juárez, se construirá un lago artificial con áreas verdes, cafetería, una pista para patinetas, así como canchas deportivas y espacios recreativos para el disfrute de niñas, niños, jóvenes y adultos mayores.

Reforzando la seguridad de los visitantes, se colocarán nuevas luminarias con tecnología LED, que brindan más luminosidad y gastan menos energía.

 

Por su parte, complementando la rehabilitación que realizó el Gobierno del Estado en la avenida Juárez, la intervención en el histórico Paseo Bravo, incluye la restauración del área del kiosco, la instalación de pérgolas a su alrededor y el ordenamiento comercial mediante módulos exclusivos para esta actividad.

 

Asimismo, se rehabilitarán las fuentes, monumentos, sanitarios y jardineras. Se colocarán rampas, huellas guía y se modernizará el alumbrado, acciones que también contribuyen a reforzar la seguridad.

 

El mejoramiento, en más de 35 mil metros cuadrados de este espacio emblemático, beneficia a miles de personas que diariamente lo recorren. Asimismo, lo posiciona como un atractivo más para el turismo local, nacional e internacional.