Sobre las declaraciones de Andrés Manuel López Obrador, relativas a los hechos en Palmarito, Puebla, el presidente del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza, afirma que en su deslealtad, el dirigente de Morena olvida que las Fuerzas Armadas fueron masacradas de manera artera y por la espalda, por presuntos delincuentes.

Sostiene que mientras López Obrador juega en su concurso de popularidad, inventando frases ocurrentes para dar nota en los medios y lucrando con la muerte, el presidente Enrique Peña Nieto asume la fundamental responsabilidad de gobernar para cumplir con la demanda central de las familias mexicanas, de vivir una vida productiva y en paz. Ese es el objetivo esencial y nada, absolutamente nada, nos puede desviar de ese objetivo. 

El PRI considera que es imperativo que las autoridades correspondientes esclarezcan a plenitud los hechos ocurridos en la comunidad de Palmarito, para castigar a los responsables de cualquier transgresión a la Ley.

Nuestro instituto político reconoce la estratégica labor realizada por las Fuerzas Armadas, para salvaguardar la integridad física y patrimonial de las familias mexicanas.