Tras realizar un recorrido por inmuebles religiosos dañados a causa del sismo del 19 de septiembre de 2017 que no han sido intervenidos aún, el titular de la Secretaría de Cultura, Julio Glockner Rossainz, reveló que se presentarán carpetas al Fideicomiso Fondo de Desastres Naturales (FONDEN) con el objetivo de que se destinen recursos para su restauración.

 

Se trata de la Parroquia San Bartolomé, la Iglesia de Jesús Nazareno, así como de la Iglesia de San Andrés Ahuatempan, las cuales presentan evidentes daños estructurales, fractura de torres, caída de cúpulas, con el correspondiente riesgo para la población ante posibles desprendimientos.

 

Por medio de la Dirección de Patrimonio Cultural, la dependencia buscará, además de integrar los expedientes, programar la realización de mantenimientos menores que frenen el deterioro y sirvan de base para programar intervenciones mayores.

  

Glockner Rossainz estuvo acompañado de la presidenta municipal, Filogonia Adorno Aragón, con quien se acordó realizar una Jornada de Atención Ciudadana en esta demarcación, en la que particularmente se aborden temas como la reactivación de la Casa de Cultura, así como apoyos y asesoría para artesanos alfareros que representan un porcentaje considerable de la población.

 

El gobernador Miguel Barbosa Huerta dio a conocer que en total son 241 monumentos históricos que han sido atendidos, de los 621 que resultaron dañados por el sismo, de lo cual ya se tuvo una primera plática con el Director General de Instituto Nacional de Antropología e Historia, Diego Prieto Hernández, para presupuestar recursos federales y estatales que agilicen el rescate.