El Gobierno del Estado de Puebla analizará la preliberación de 406 internos considerados en situación de riesgo o vulnerabilidad por tratarse de adultos mayores, indígenas y enfermos graves.

En conferencia de prensa, el Secretario de Gobernación, David Méndez Márquez informó que siguiendo con las características de vulnerabilidad y riesgo sanitario especificadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), y de la resolución 1/2020 emitida por la Comisión Interamericana de Derechos humanos, analizará caso por caso la posibilidad de la preliberación.

“De acuerdo con lo que es la identidad de este gobierno en relación a estar totalmente apegado a los derechos humanos, a ser un gobierno totalmente sensible y también siempre en apoyo a los distintos grupos vulnerables, sea cual sea su situación, se ha estado llevando a cabo un análisis a detalle respecto a cuáles son las posibilidades para que los presos con sentencia puedan ser sujetos a algún beneficio de preliberación” señaló el funcionario.

Detalló que en Puebla hay 3 mil 636 personas sentenciadas, de las cuales se detectaron 406 reos susceptibles a obtener la preliberación, 370 hombres y 36 mujeres, además, recalcó que no todos los casos se consideran viables obtendrán su libertad automática, pues deben seguir el procedimiento legal.

Así mismo Raúl González Schiaffini , Director General de Ejecución de Medidas y Sanciones, especificó que este beneficio no es aplicable para quienes cometieron delitos de secuestro, trata de personas y delincuencia organizada.

Por su parte, José Luciano Osorio Couttolenc, subsecretario jurídico, desglosó que del total, 268 son indígenas, 65 adultos mayores y 73 personas enfermas. De igual manera, Patricia Olarte Córdoba, directora General de Defensoría Pública, explicó que para que puedan pedir a los jueces la liberación, las personas deben ser adultos mayores, tener una enfermedad grave o haber cumplido al menos 50% de su pena para obtener la libertad condicionada y 70% para la libertad anticipada.