Personal del Hospital del IMSS La Margarita pide la intervención de las autoridades para atender el caso de Yatziri N., una menor de siete años que arribó al nosocomio pasado el mediodía del 20 de agosto con signos de violencia familiar.

De acuerdo con información en poder de este medio, la pequeña fue llevada al área de urgencias del referido sanatorio por una mujer sin ningún parentesco con ella y el diagnóstico de ingreso fue una fascitis necrosante en el área abdominal, que es una infección bacteriana que se propaga por el cuerpo rápidamente e incluso puede causar la muerte.

Esta infección puede ser provocada por cortes, raspones, quemaduras, picaduras de insecto, heridas punzantes, como las causadas por el uso de drogas intravenosas, por heridas quirúrgicas e incluso se puede adquirir después de una lesión que no abra la piel.

Leer más: Caen presuntos responsables del secuestro contra General de la SEDENA

 

De acuerdo con personal médico de la institución, la propia menor pedía que la dejaran morir tras ingresar al servicio médico, aunado a ello, la menor también arribó con moretones en el rostro, por lo que el personal médico que la atendió dio parte a la jefatura de pediatría para localizar a un familiar, además de informar al área de trabajo social.

Tras la valoración inicial y una vez que fue ubicada en una cama del hospital, en el diagnóstico de la pequeña fue asentado el síndrome de kempe o del niño maltratado, que es provocado por una sacudida al cuerpo de la víctima y el cual puede provocar que el cerebro rebote contra el cráneo además de otras lesiones.

También se le registró huella de maltrato infantil, desnutrición crónica agudizada, síndrome de consumo o de desgaste proteico energético, deshidratación moderada y niveles bajos de sodio en la sangre.

Leer más: Llega a su fin La Casa de Papel con grabaciones en Dinamarca, España y Portugal

 

Pero no es la primera vez que la menor llega a este centro hospitalario, fue en el mes de marzo de este año que presentó perforación intestinal causada posiblemente por un golpe y posteriormente en el mes de mayo recibió un injerto en la zona del glúteo, luego de que llegara sin una parte del mismo.

Aunado a estas acusaciones, trascendió que una hermana de la menor y de tres años once meses, falleció hace un mes víctima de asfixia, aunque en dicha ocasión la menor si habría sido ingresada por los padres.

Hasta el momento, de los padres que responden a los nombres de Alejandra N. y Rafael N., sólo la mujer acudió el día 22 de agosto para otra revisión y posteriormente preguntó sobre el estado de salud de la menor.

Leer más: Ingresa a domicilio en Anzures para hurtar joyas y dinero, momentos más tarde es detenido

Por otro lado la menor se encuentra intubada al interior del Hospital de Zona del IMSS número 20 con visibles golpes y quemaduras, con estado de salud reservado; por su parte personal de la unidad médica pide a la ciudadanía su colaboración con insumos de limpieza personal que requerirá en los próximos días.

Fue hasta este sábado que personal de la Fiscalía General del Estado y del Sistema Estatal DIF acudió para comenzar con las indagatorias correspondientes, incluso se sabe que la pequeña fue revisada por un médico legista para confirmar o negar un posible abuso sexual.

Finalmente piden la intervención de las autoridades para que las agresiones a esta menor y posiblemente a otros dentro de ese núcleo familiar no queden impunes, además de que se deslinden responsabilidades en caso de que se confirme que los padres son los responsables.

Puebla de zaragoza °C
  24.11.2020 Ferienhaus Ostsee